martes, 5 de septiembre de 2017

A manta y faca, El sistema de pelea “no autorizado” en las cárceles argentinas.

La esgrima criolla está presente en la sociedad argentina, muchos sabemos que es vistear con los palitos tiznados, así como lo que es un planazo, obvio, en la cabeza, sin ir más lejos, en el acerbo cultural, en el bagage de técnicas, quien no sabe que es un tucumano?, o planchazo? Bueno esta introducción es para comprender como la esgrima criolla, llega y es adaptada en la triste vida del penal, dentro de los “muros penitenciarios” donde sus nobles normas en algunos penales periste, sustecnicas se usan para salvar el peyejo asi como hace mas de 100 años.

Así es, la “tumba” (cárcel), es un espacio de legitimación de esta práctica corporal, donde “privados de la libertad” aprenden o aprehenden este sistema de lucha con la “manta” (frazada-poncho) por un brazo y la “faca” (fierro punzante) por el otro.

Pelea en penal a poncho y faca

Es de público conocimiento los enfrentamientos en los penales a faca y manta, así como años antes eran a facón y poncho, pero que es una faca?, es un elemento corto-punzante improvisado, puede ser, por ejemplo desde un fierro de construcción con punta o un rezago de una cama, a una chapa delgada y filosa, improvisada de un cerramiento, y hasta un cepillos de dientes es un arma, otro termino a resaltar es “feite”, en el vocabulario carcelario o tumbero se le llama al filo, como las hojitas de afeitar, si, las Gilletes. Un cuchillo o cualquier metal con filo es un feite. Y a un feite en la cara se le dice bragueta, palabra a la que, metafóricamente, los internos le dan el significado de cara cortada, de cicatriz en el rostro. Le quedó una “re-bragueta”, se dice. Con esto vemos una habilidad para las armas improvidasas…


Ahora bien, para todo combate conviene entrenar, y entre muros, no difiere mucho, la forma de entrenar es con un palito de escoba corto, simulando una faca, con la cual realizan combates de corta duración, aunque es más común que entrenen combates a primera sangre, en el cual agregan al palito de escoba, una punta metálica de corta dimensión con la cual generan al oponente, una lesión punzante pequeña, también unidos por sus manos izquierdas con una cuerda y la faca en la diestra, es obvio que estas prácticas están prohibidas por el SPB (Servicio Penitenciario Bonaerense), es por eso que los combates son cortos, y cuando no son observados por el personal penitenciario.

Así como nosotros llamamos esgrima criolla a la pelea de cuchillo, o sea poncho y facón, ellos la llaman “pelea con fierro” o “picadito” donde intervienen códigos carcelarios, porque se considera una pelea legal entre ellos, y si el agresor no le da la oportunidad de defenderse, lo puede acusar de cobarde, esto en la jerga carcelaria se define “le dieron sin pan”. Entre los códigos que persisten, podemos contar entre ellos” el perder el poncho” en la pelea, pues que te lo roben, es un símbolo de cobardía y es tomado a modo de burla por los demás internos. Otro que podemos señalar es el “30 30 poncho poncho”, es donde cada reo tiene un elemente corto punzante de 30cm de longitud y su poncho, equiparando la situación. Ahora tenemos un duelo justo...

Los nombres de los ataques con facas o tiros, como se lo llama en la esgrima criolla, no varían mucho, al planazo, también le dicen planchuelazo en la gorra, al chuzaso, que es la estocada se le llama puntazo, pinchazo o cuetazo. Obviamente la realidad entre muros creó un léxico carcelario.
Volviendo a los artilugios de uso y fabricación carcelaria tenemos un simil del poncho/manta, el criollo usaba los flecos del poncho en la contienda, donde estos eran cegadores a los ojos, vislumbrando ese momento de entrar con el filo en la humanidad del oponente, dando fin al duelo y una victoria, bueno los ponchos tumberos suelen tener en los flecos tuercas, arandelas, chapitas de encendedor, feites (hojas de bisturí o de maquinitas de afeitar). Existen otros llamados escudos, estos no se utilizan para dar flecazos, sino solo como defensa, a los cuales se le anexa una manta gruesa o un cuero, lo cual deja de ser flexible, para ser rígido, lo suficiente para escudarse de los tanto en la pelea, como de los perdigones de goma. Otro artilugio de fabricación tumbera es el “arpón”(palo de escoba al cual se le anexa en la punta una faca), es similar a una lanza, no es común que sea usada en duelos, pero si en tumultos de los internos.




Definiendo las diferentes armas podemos describir de mayor a menor
Lanza: es un palo de metal o madera con una punta filosa, sirve para chuzar principalmente
Arpón: más corto, por lo general un palo con la faca atada en la punta
Faca: chapón con filo y punta.
22: elemento punzante corto, por lo general como un clavo o un fierro muy cortó


Se enseña a pelear entre muros?, más allá que un viejo recluso pueda iniciar a algún novato en el arte de la esgrima, el aprendizaje es a base de la experiencia y visteo, esta disciplina legitimizada en el penal por los convictos, y obviamente prohibida por la ley, vista a diario por personal del SPB es tristemente moneda corriente entre muros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario