lunes, 28 de agosto de 2017

El Tomahawk, conociendo un poco mas de esta arma.

¿Recuerdan la escena de Mel Gibson arrasando a una patrulla británica en “El Patriota”?…creo que el verdadero protagonista es el Tomahawk…y después de ver esa escena todos queremos un tomahawk, un arma letal que evoluciono, pero sige con el mismo espiritu nativo con el que nacio.

La palabra Tomahawk, una transliteración de la palabra algonquina powhatan (tribu a la que pertenecía la famosa Pocahontas), que significa “para derribar”, lo que grafica bien su función…
Las tribus iroquesas y algonquinas del noreste y sudeste de los actuales Estados Unidos y Canadá, respectivamente, usaban hachas de piedra, pero todo cambio con la llegada del europeo, el contacto e intercambio comercial con comerciantes y soldados ingleses y franceses posibilitó que las tribus de Nueva Inglaterra y territorios colindantes (Quebec) recibieran como medio de pago o regalo hachas francesas (descendientes de las franciscas de los francos), y hachas de abordaje de la Royal Navy británica, derivadas de las hachas de abordaje vikingas: hay que recordar que por un tiempo, Inglaterra fue parte del reino vikingo de Canuto (o Knut) el Grande…interesante destino de la tradición guerrera de escandinavos y germanos, que terminaría influenciando al arma más característica de los indígenas norteamericanos…
Gerrero Pawne (circa 1860)
La mayoría de estas hachas de guerra contaban con un pequeño mango de madera de unos 50-60 cm de largo tradicionalmente realizado en madera de carya, mientras que su cabeza presentaba diferentes diseños. La cabeza pesaba entre 250 gramos y un kilo, con un borde cortante de unos 10 centímetros. Por una de las caras presentaba el clásico diseño de hacha, con la hoja bastante afilada y cuya función principal era la de cortar casi cualquier superficie que se cruzara en su camino; mientras que en el otro extremo se podía encontrar desde un diseño más puntiagudo, a modo de cuchillo y que se podía clavar fácilmente; hasta uno más redondeado que podía hacer las veces de martillo y cuya función era más bien la de golpear.
Peter LaGana de American Tomahawk Company
El tomahawk, que era un arma de uso obligatorio para los soldados estadounidenses revolucionarios de la Guerra de Independencia (aparece descrito en documento de las tropas independistas de 1757), cayó en el desuso con el avance de las armas de fuego, pero experimentó un renacimiento desde la Guerra de Vietnam gracias al trabajo de Peter LaGana, un veterano de la Segunda Guerra Mundial descendiente de Mohawks (una de las tribus miembros de la Confederación Iroquesa)
Otra curiosidad relacionada con el tomahawk es que la popular frase “enterrar el hacha de guerra” está muy vinculada a esta arma blanca. Y es que cuando tras una dura batalla, dos pueblos indios se declaraban la paz, el símbolo que se utilizaba para refrendarla eran dos tomahawk debidamente consagrados y que se enterraban en un lugar sagrado.

Tomahawk: el hacha de guerra más temida por el 7º de Caballería
Lanzamiento de Tomahawk
El 7º Regimiento de Caballería es uno de los cuerpos más famosos del Ejército de Estados Unidos. Su destacado papel y sus continuas batallas en pos de la conquista del Oeste americano durante el pasado siglo XIX han sido llevadas a la gran pantalla en multitud de ocasiones. Sus principales antagonistas, las tribus indias de sioux, cheyennes o arapahos, gozaban de un enorme respeto entre los soldados del 7º de Caballería, sobre todo por culpa de una de sus míticas armas blancas: el tomahawk. Esta especie de hacha, en manos de un adiestrado guerrero indio, podía causar estragos en el bando enemigo, ya que podía utilizarse tanto en un combate cuerpo a cuerpo, como a modo de arma arrojadiza.

Ataque Mohicano
En este último terreno las tribus indias tenían una especial habilidad y es que a lomos de sus veloces caballos eran capaces de lanzar el tomahawk con tanta precisión y eficacia que solía provocar numerosas bajas en las filas del Ejército estadounidense.


El tomahawk en el siglo XXI
A pesar de ser un arma muy tradicional, con prácticamente 200 años de historia, en los últimos tiempos el tomahawk ha conseguido volver a la primera línea de las armas de guerra. Y lo ha hecho gracias a un nuevo programa de equipamiento profesional promovido por el Pentágono y destinado a lo que desde Estados Unidos se conoce como el “soldado del siglo XXI”.

Dentro de este programa de material y equipamiento básico para el soldado del futuro se ha decidido incluir al tomahawk como arma blanca de dotación oficial. Y lo ha hecho a través de varias compañías norteamericanas que, en los últimos años, han lanzado al mercado renovados diseños de esta mítica arma blanca. Entre las firmas más conocidas se encuentran la American Tomahawk Company, la famosa SOG Knives, y la casa RMJ Tactical. Muchos de sus productos ya se han podido ver en manos de soldados estadounidenses desplazados a diversos escenarios bélicos de la actualidad, como por ejemplo Irak o Afganistán.

El tomahawk en el paso de las guerras americanas

Los nuevos tomahawk emplean materiales mucho más sofisticados que los primeros modelos de piedra o de esqueleto de caballo. Estos cambios se plasman tanto en el material con el que están fabricadas sus hojas (acero forjado y mecanizado de gran dureza), como en el que presentan sus mangos (polímeros y nylon de gran resistencia). Aunque hay un elemento que se mantiene intacto respecto a los primitivos tomahawk usados por los nativos americanos: su incuestionable efecto intimidador.

US Special Forces Troopes y
LaGana Tactical Tomahawk en Afganistan
En la época de la guerra de Vietnam, el Sgto. Robert H. Fennell solicita un diseño al Army Incentive Awards Board del que se encargará Peter LaGana en el año 1965 con la idea de ser utilizado por los Boinas Verdes y por el U.S.M.C., por su parte Peter LaGana, ex combatiente de la Segunda Guerra, ya contaba con experiencia en la lucha con tomahawk y probó nuevos diseños basándose en sus experiencias de combate y fue pionero en el uso moderno como arma del tomahawk. Peter LaGana fue así quien diseña el Vietnam Tomahawk y crea la compañía American Tomahawk en el año 1966. Al diseño de Peter se le llama del tipo “Pico de Halcón” por la terminación en punta de la parte superior de la cabeza, confiriéndole ese diseño un gran poder de penetración.
LaGana Tactical VCAP
La parte inferior de la cabeza tiene filo recto. La cabeza está realizada en acero al carbono 1096 con una dureza de 52-54 RC. La empuñadura es de nogal americano, pintada verde militar y lleva las siglas U.S. Peter LaGana vendió para la guerra de Vietnam unos 3.800 ejemplares entre los años 1966 a 1970. El Vietnam Tomahawk no se llegó a oficializar para su uso en las fuerzas militares y los ejemplares eran adquiridos de forma personal por los combatientes a un precio de USD 9.75$ el ejemplar. Después la compañía cerraría.


El uso de esta arma fue duramente criticado en varias ocasiones debido a que se encontraron Viet Cong sumamente mutilados con los Tomahawk.
En noviembre del año 2000, Andy Prisco, un lanzador profesional de cuchillos y hachas, se acercó a Peter LaGana y obtuvo su consentimiento para relanzar nuevamente American Tomahawk, cosa que se hizo realidad en enero de 2001. Peter LaGana muere enfermo de cáncer en el año 2002.

El tomahawk en el paso de las guerras americanas

En la primavera de 2001 las fuerzas militares de Estados Unidos comienzan a comprar de forma oficial una versión moderna del Vietnam Tomahawk, al que se le llama Vietnam Tactical Tomahawk, cuyo diseño es la cabeza realizada por LaGana con una empuñadura sintética más actualizada y el cual es usado por varias unidades especiales de las distintas fuerzas, así como por la policía de algunos distritos.
Actualmente es utilizado en Afganistán y en Irak y son varias las empresas que producen tomahawk tácticos como Cold Steel, SOG, RMJ, Sayoc- Winkler Knives, algunos basados en el Vietnam Tomahawk. American Tomahawk Company produce actualmente tres modelos.

El tomahawk en pelea
Secuencia de Hook (seminario de NAWA e Chile/2016)
Como arma de guerra o de combate, el tomahawk actúa a corto o medio alcance, con una gran efectividad si se maneja con cierta destreza y su usuario tiene un entrenamiento adecuado. Es un arma tremendamente versátil y, prácticamente ineludible en lanzamientos a 3 metros de distancia. De hecho, basándose en su alta velocidad y la fuerza de su impacto, se considera que el lanzamiento de un tomahawk sólo podría esquivarse a partir de una distancia de 7 metros, y un tiro efectivo entrenado puede llegar a unos 15 mts. Como arma de cuerpo a cuerpo, es veloz, efectiva y contundente, permitiendo desde impactos, cortes, hasta redireccionar con el hook del tomahawk. No en vano, como esta explayado más arriba, mantiene aún hoy día su vigencia.
Jorge Prina y danny Hoskins en Missouri
 con la estatua de Daniel Boone

NAWA (Native American Warrior Arts) es un centro que se dedica a la investigación, formación y difusión de artes guerreras nativas, su director es Danny Hoskins, un referente en el combate con tomahawk y cuchillo, manteniendo la disciplina con la técnica original, valga el detalle, no influenciada por otras artes del sudeste asiático, como se suele ver. al margen soy un afortunado de haber aprendido de la mano de Danny el manejo del tomahawk, y asi es como lo enseño a quienes desean aprender, mi arte es la esgrima criolla, pero el tomahawk es una pasion!

El Tomahawk perdido de Daniel Boone

Este es una historia real, acaecida a Daniel Boone, quien se encontraba junto a sus hijos, Nathan y Daniel Jr., en en condado de Saline, en Missouri.
Daniel, junto a sus hijos, ya de noche en lo frondoso del bosque, luego de un dia de caceria en busca de pieles, se retiraron a descansar en el campamento, considerando seguro el terreno, nadie se apostó a una guardia, cuando se despiertan en un gran incendio, que había pasado, un descuido, indios hostiles?, nadie lo supo, huyeron de allí, en el fragor de la noche, y hay es donde Daniel lamento su gran pérdida, su tomahawk favorito, regreso a buscarlo reiteradas veces, pero nunca lo halló...
Entonces toma la determinación de obtener uno nuevo, mas confiable que el anterior, quien utilizo armas y sabe para que son sabe que deben estar siempre limpias y afiladas, y en lo posible lo mejor posible, de ellas depende nuestra vida; cerca de 1770, Busco a”robert Beatty”  Herrero de profesion quien realizaba espadas para el gobierno, tomahawks para los colonos o “Frontiermens”, una vez que dio con el, en Crum Creeck, cerca de Philadelphia, le encargo al herrero la forja de un tomahawk, diseñado por Daniel Boone mismo.
 
Este tomahawk, posee la particularidad de poder clavarse siempre que de en el blanco, era de una sola pieza, por lo tanto muy resistente, hoy día se encuentra  en Tennessee State Historical Society.
Un icono para mi tengo una replica del Tomahawk, el cual uso asiduamente, para lanzar o cuando estoy de campamento.


Y esta es la fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario