lunes, 7 de agosto de 2017

Codigos

Códigos en la pelea siempre hubo, los códigos son las “reglas” que están inmersas en determinadas sociedades que garantizan la paridad en un conflicto.


Ahora bien recordemos algunos códigos urbanos para dar una reflexión
Situémonos, hace años la pelea era uno a uno, no se metía un tercero, si uno de los dos saca un arma o cuchillo, esta “ventajeando,” no está bien, ni bien visto, este precepto es antiguo y casi universal.

En las pampas del siglo XIX muchas disputas se resolvían con un duelo, a primera sangre, era quien cortaba primero, y obviamente tenía que haber sangre, se hacía una canchada…no era necesario matar, si se mataba, era asunto serio, la ofensa había sido grande. Que códigos nobles serian, que si el perdedor quedaba mal herido, se hacia “la obra santa”, simplemente se despenaba al desdichado, una especie de eutanasia.

La pelea era uno a uno, y siempre en paridad de condiciones, cuchillo / cuchillo, revolver / revolver., y siguió asi, en comienzos del siglo XX, donde en los garitos y bares hasta en los arrabales ante una disputa, si no se tenía un cuchillo (cosa rara), solía aparecer uno, alguien facilitaba para que se realice el duelo.

Otros códigos de Artes de combate pueden ser como los del bushido, recuerdo alguna vez escuchar” si te insultan ignora, si te persiguen huye, si te acorralan mata…”
También se dice que el samurái poseía 7 principios, que eran los que hacían a su código del bushido Coraje, cortesía, compasión, justicio, honor, lealtad, sinceridad.

También en época feudal un noble no peleaba con un vasallo, era menos…
En nuestra tierra, hay muchos antecedentes, marcare dos hechos que muestran códigos, y hombría.

El tigre Millán era un guapo de principio de siglo XX en una Buenos Aires tanguera, el tigre acostumbrado a la pelea de cuchillo, para bajarlo, le disparan a traición, quien lo encuentra le pregunta quien hizo eso, a lo que el tigre en sus últimas palabras dice.
-el hombre, para ser hombre no debe ser batidor.

Otro hecho es el acaecido a Don Juan Manuel de Rosas, quien en su estancia tenía prohibido días domingos y de fiesta portar cuchillo, en eso un domingo que llegaba a su rancho, sin darse cuenta portaba el facón en la cadera, cruzado atrás. Ni lerdo, ni perezoso un gaucho, atrevido, le dice que la regla de portar cuchillo solo corre para los gaucho, en ese mismo instante, don Juan Manuel se saca la camisa, y dice que le den 10 azotes por su descuido de portar un facón.


Eso es hombría y tener códigos, aun se ven, pero la sociedad y toda esta era de la comunicación nos lo dificulta, pero los hay…

Si te interesa te dejo estos links.
http://esgrimacriolla.blogspot.com.ar/2014/04/don-juan-manuel-las-normas-y-el-cuchillo.html
http://esgrimacriolla.blogspot.com.ar/2013/02/inmortalizadoen-un-tango-de-francisco.html